Ceremonia conmemorativa del 11 de Noviembre [fr]

PNG

La ceremonia conmemorativa del 11 de Noviembre, en honor a los veteranos y soldados que murieron por Francia, se llevará a cabo en el Cementerio de la Inmaculada en Bogotá el viernes 11 de noviembre de 2022 y será transmitida en Facebook /FranciaenColombia a partir de la 4:00 p.m.

Dicha ceremonia será presidida por la Sra. Kim RAMONEDA, Encargada de Negocios a.i. de la Embajada de Francia en Colombia.

Invitamos a la comunidad francesa a unirse a este evento virtual.

Mensaje Con motivo del 11 de noviembre de 2022

Día Nacional de conmemoración de la Victoria y de la Paz

.

Homenaje a todos los « Muertos por Francia » del Sr. Sébastien Lecornu, Ministro de las Fuerzas Armadas y de la Sra. Patricia Mirallès, Secretaria de Estado para los Veteranos y la Memoria

.

La noticia de la Victoria se extiende por todo el país, de campanario en campanario. El eco de la corneta acaba de anunciar el fin de un conflicto que ha puesto a prueba al mundo y que ha diezmado a los hombres. La furia del cañón se ha apagado finalmente, cubierta por un inmenso estallido de alegría.

11 de noviembre de 1918, son las 11 de la mañana: es el Armisticio.

Para millones de soldados de todo el mundo, fue el final de cuatro terribles años de combate. El alivio es inmenso.

***

La guerra ha terminado, pero para los sobrevivientes comienza un recuento desastroso, el de un millón cuatrocientos mil soldados franceses caídos en el campo de honor, el de cuatro millones de nuestros militares heridos o mutilados, estos valientes con los "rostros rotos" que sumergen a toda la Nación en el miedo y la emoción.

El trauma es mundial. En total, casi 10 millones de soldados murieron, 3 millones de viudas y 6 millones de huérfanos. Los muertos son casi igual de numerosos entre los civiles.

Los que regresaron de los combates cuentan el hedor de las trincheras y el estruendo de los proyectiles. Explican el miedo antes de los ataques, el valor que se necesita para salir de los refugios y asaltar las líneas enemigas bajo el fuego de las ametralladoras. Cuentan el horror de ver caer a su lado a sus hermanos de armas.

Recordemos su valentía y su sacrificio. Conmemoremos a estos soldados cuyos nombres deben permanecer grabados en nuestra memoria, como lo están en nuestros monumentos a los caídos, en las ciudades y pueblos de Francia, en el hexágono como en los territorios de ultramar.

Recordemos a los soldados que vinieron de África, del Pacífico, de América y de Asia, a esos soldados aliados que vinieron a derramar su sangre por Francia, y a defender con nosotros la libertad en una tierra que no conocían.

***

El sacrificio de nuestros Poilus nos obliga, nos recuerda que la Paz tiene un precio, y que debemos ahora unirnos a los que ayer fueron nuestros adversarios, porque "solo con el pasado se construye el futuro", escribió Anatole France.

Son las jóvenes generaciones las que ahora deben apropiarse de este recuerdo, para reavivar la llama de la remembranza de los que murieron por Francia, por nuestra libertad. Es el reconocimiento que la Nación le debe a sus combatientes, a los que cayeron y a los que sobrevivieron.

A los combatientes de ayer y a los de hoy, así como a sus familiares y beneficiarios, la Nación debe seguir garantizándoles la reparación, el reconocimiento y los derechos, como lo ha determinado el Presidente de la República.

Este año, de nuevo, un soldado cayó bajo las balas de un grupo terrorista armado en Malí: el cabo primero Alexandre Martin. Honremos su sacrificio y el de todos los soldados que han derramado su sangre por Francia.

El mundo estaba convencido en 1918 de que la Primera Guerra Mundial sería la "Der des der", la última de las últimas. Sabemos lo que ha pasado con esa esperanza y hoy, 11 de noviembre de 2022, cuando la guerra ha regresado a nuestro continente, no olvidemos la lucha de los Poilus por la Paz y el sacrificio de nuestros soldados que murieron por Francia.

¡Viva la República!

Y ¡Viva Francia!

.
.

publié le 15/11/2022

haut de la page