Día Mundial del Turismo

JPEG

Con motivo del Día Mundial del Turismo, me congratulo por las excelentes cifras de fidelidad de la clientela turística extranjera en Francia durante el periodo estival, lo cual confirma la tendencia que anuncié en julio durante mi visita a Giverny: de 88 a 89 millones de turistas extranjeros habrán visitado Francia de aquí a finales de 2017, lo cual representa un aumento de 5 % a 6 % con respecto a 2016.

Tan sólo para el destino París/Isla de Francia, se espera que la afluencia turística alcance 34 millones de personas para todo el año 2017, contra 30 millones en 2016 y 32 millones en 2015. Todos los territorios registran buenos resultados y algunos de ellos han alcanzado porcentajes de visita excepcionales como las regiones de Auvergne-Rhône Alpes y Provence-Alpes-Côte d’Azur.

Así pues, los resultados del verano son excelentes. Este verano, la clientela lejana prefirió en especial elegir a Francia como destino: el aumento de las llegadas de vuelos de algunos mercados es muy significativo, con un aumento de 13 % de japoneses, 29 % de indios, 24 % de brasileños, 31 % de rusos o incluso 18 % de estadounidenses. El número de turistas procedentes de Estados Unidos podría así acercarse a los 5 millones de turistas recibidos durante todo el año. Con la suma de todos los visitantes, las llegadas de vuelos a Francia crecieron un total de 7.7 % en todo el periodo estival, incluso cuando en el verano de 2016 se había recibido a muchos turistas internacionales, en particular en las regiones, gracias al éxito de la Eurocopa. Esta cifra alcanzó 8.9 % en lo que respecta a París.

Las plataformas de reservación hotelera en línea confirman estos buenos resultados. Este verano se observaron tasas de crecimiento de entre 20 % y 25 % en las reservaciones por noche, lo cual es consecuencia directa de un aumento significativo de la duración de la estancia. En total, según el INSEE, las noches de hospedaje de turistas extranjeros contabilizadas desde el inicio del año se encuentran al alza en aproximadamente 7 %.

Así pues, se espera que Francia conserve, también este año, su posición de primer destino turístico mundial y que suba en la clasificación de los países que contabilizan más ingresos por el turismo. A finales de julio, se cuentan ya más de 24 500 millones de euros por ingresos turísticos que representan un avance de casi 9 % con respecto al mismo periodo del año pasado.

El objetivo del gobierno es consolidar este primer lugar, elevando el número de llegadas de turistas internacionales a 100 millones para el 2020 y aumentando los ingresos turísticos anuales a 50 mil millones de euros. Alcanzar este doble objetivo permitiría crear 300 000 empleos suplementarios, tanto en la metrópoli como en las regiones de ultramar. Cabe recordar que el sector turístico en su conjunto representa cerca de 8 % del PIB y 2 millones de empleos directos e indirectos.

La presencia el día de hoy de Jean-Baptiste Lemoyne en el salón profesional “IFTM Top-résa”, que se celebra en la Puerta de Versalles, así como la de Annick Girardin y la de Benjamin Griveaux, son un ejemplo concreto del interés del gobierno en el diálogo con los profesionales del sector turístico.

El próximo 10 de octubre reuniré al consejo de monitoreo del turismo, cuya presidencia me confió el Primer Ministro. Este evento ofrecerá la oportunidad de celebrar reuniones con los actores del sector y proponer medidas concretas para el desarrollo de la conectividad de nuestros destinos turísticos, de la promoción y la seguridad del recorrido turístico. Antes de fin de año, la tercera edición de la conferencia anual del turismo me ofrecerá la oportunidad de hacer un balance de las medidas y de los avances en la hoja de ruta del gobierno para la promoción y la estructuración del sector turístico francés.

publié le 04/10/2017

haut de la page